TWITCH

 

La semana pasada realizamos dos streamings a través de Twitch para las finales de la competición FIFA21, hosteada por la operadora de telefonía GUUK. No hay duda que los EASPORTS son una posibilidad de llegada a las nuevas generaciones por parte de las marcas y de que los canales han cambiado.

Pues bien, cuando iniciamos el directo, en esta ocasión en el canal de Ander Cortés (@TVandeR), sus seguidores no daban crédito, ya que eran las 18:00 y su horario habitual de directos en la plataforma es a partir de las 22:30. No fue un solo comentario en el chat, fueron miles. Hay que tener en cuenta que Ander tiene cerca de 350K seguidores en esta plataforma y que en el minuto 1 de la emisión había una audiencia de más de 1.000 viewers creciendo exponencialmente.

ANDER CORTES TWITCH

Twitch es una plataforma usada principalmente por la Generación Z. Si pasas de los 30 probablemente te resulte tan ajeno como Tiktok hace unos meses. Y tiene unas audiencias increíbles, incluso batiéndose con YouTube. Recientemente, el creador TheGrefg batió el record de usuarios concurrentes en un streaming de Twitch, 2.468.668 de espectadores (5millones de usuarios únicos) al mismo tiempo, para ver la presentación de la nueva skin de Fortnite del conocido youtuber.

El prime time ya no está donde pensábamos

Esta retransmisión de The Grefg sucedió en el mismo momento en el que canales de televisión como Antena 3 y Telecinco obtuvieron máximos de audiencia de 3,7 y 1,3 millones de espectadores respectivamente con El Hormiguero 3.0 y Love is in the air. La skin de The Grefg superó en usuarios únicos a cualquier emisión prime time de televisión tradicional y en espectadores simultáneos a todas menos a El Hormiguero (recordemos en este punto la brecha de producción, equipo y presupuesto entre ambas emisiones).

Hay más ejemplos: Ibai Llanos, con sus más de 500.000 acólitos en su retransmisión de Nochevieja comiendo las uvas, Gonsabella, la bilbaína con más de 400.000 suscriptores en apenas meses, etc.

Entonces, ¿dónde están ahora las audiencias?

No solo la plataforma ha cambiado, sino la narrativa y la forma de monetizar el contenido

Aunque parezca extraño, ver a alguien jugando a un videojuego, o casteando y comentando en directo cómo juega otro, es un contenido relevante, y además con una curva de inmersión muy muy rápida, ya que tan pronto como conectas, puedes disfrutar el contenido, sin una narrativa previa, etc.

No solo la plataforma ha cambiado (TV>digital), sino la narrativa y la forma de monetizar el contenido, esto último incluso con diferencia a otras plataformas digitales como YouTube.

Twitch potencia la creación de comunidades, la creación de contenidos de entretinimiento que creen engagement, la conversación cruzada entre creador y usuario, de persona a persona, con la libertad más absoluta que puede dar la falta de guiones y de una narrativa clásica. El streamer es el protagonista, pero también el usuario, que premia y puede apoyar a su creador favorito mediante tokens, por ejemplo.

El entrenimiento no es lo que era hace 10 años. Ni es lo que será dentro de 10.

 

 

 

Leave a Reply