Skip to main content

Una vez creada la identidad y personalidad de tu marca, el cual es un punto del proceso que deberá ser investigado y examinado con paciencia, ha llegado el momento de lanzarla! Para ello te recomendamos una serie de tips para conseguirlo. Ahí van!!!

1. Planifica con tiempo

En todo lanzamiento de marca la paciencia debe ser tu aliado. Puedes haber estado desarrollando tu servicio, producto o marca durante un tiempo, pero de nada servirá sin planificar la gestión posterior con antelación.

Una buena planificación puede ayudarte a reconectar con los clientes existentes o comprender mejor a los nuevos, realizando de esta manera conexiones persistentes.

La primera impresión que daremos, hará de nuestra marca una identidad única. Por ello, aprovechar este momento es de vital importancia. Hacer que seamos algo que nuestra audiencia esté buscando, dándoles de esta manera tanto razones como motivaciones  para que confíen en nuestra marca.

2. Identifica tu público

Quizá este es el paso más relevante a la hora de impulsar una marca. Encontrar  a quién le va interesar, cuándo y por qué. Es un proceso de investigación que nos puede costar más o menos, pero una vez estando al tanto de estos datos los cuales los convertimos en información, el resto será basarnos en ellos. 

Habrá que asegurarse de identificar a todos los distintos públicos a los que podremos llegar. Teniendo en cuenta tanto a los externos como a los internos y jerarquizarlos según su importancia hacia la marca.  

Seguramente, habrá algún público con el que tendremos que requerir un tratamiento más personalizado. Esto nos valdrá como estrategia para segmentar y llegar a públicos más concretos.

3. Descubre los touch points o puntos de contacto

Según que tipo de audiencia tengamos, seguiremos un camino u otro. A su misma vez, ellos seguirán un camino u otros, así que tendremos que tener en cuenta esta ruta y planificar cuales son los pasos que siguen a la hora de tener un primer contacto con nuestra marca.

Para ello, conocer el Customer Journey de nuestro público será un punto interesante para conocer la experiencia de usuario y centrarnos en los puntos que más importancia tienen para nuestra audiencia.

Es decir, una vez nos conocen, por ejemplo, en Instagram, deciden visitar nuestra landing dirigiéndose desde esta red social. Una vez en nuestra web se interesan en nuestros servicios y deciden suscribirse a nuestra newsletter

Conociendo estos datos podemos hacer que la experiencia de usuario sea más óptima y personalizada. 

4. Marca tus objetivos y equilíbralos con tu inversión

Marcar unos objetivos hará que nos centremos en todo momento en cual es nuestro trabajo. Podemos marcar objetivos generales y algunos más concretos. 

Puedes clasificarlos por hitos alcanzados, a corto, medio o largo plazo. Es importante ya que no es recomendable medir el éxito sólo al final del trayecto, sino en cada una de las distintas etapas a lo largo del lanzamiento.

De esta manera, veremos si nuestra inversión ha valido la pena o si tendremos que trabajar con más esfuerzo aún para poder alcanzar el objetivo que deseábamos.

5. Diseña un plan de comunicación

Este paso variará según cual sea tu marca. Hay mercados de los que ya tenemos una amplia investigación la cual nos ayudará a ser diferentes con facilidad o quizás no tanta. Ya que a veces encontrar algo que nos caracterice requiere mucho esfuerzo.

En otras situaciones no costará tanto y será suficiente con marcar una serie de objetivos estratégicos.

Comunicar será nuestro principal objetivo en todo momento así que tendremos que conocer bien qué queremos decir, después pensaremos el cómo.

 

6. Crea tu razón de ser

Tu historia es uno de los puntos que más interés crea en el público. Cuenta quien eres y hazlo como bien sabes. De donde vienes tu o tu marca, porque haces lo que haces, que te motiva a seguir, cuales son tus gustos…

Crear un buen brand identity hará que tu marca tenga un valor especial. Tu audiencia lo verá a través de un sentimiento y no solo detrás de cuatros letras y un logo. Intenta darle emoción a tu marca, de esta manera a tu audiencia le quedará más cerca. Es obvio que no hay que dejar la funcionalidad atrás, pero a veces lo funcional se solapa perfectamente con la emocional.

7. Empieza el lanzamiento desde dentro 

No cabe duda de que el lanzamiento de tu marca deberá empezar empezar desde el interior. Es decir, los empleados deberán ser los primeros embajadores de tu marca. Por que si lo piensas, si tu propia compañía no lo comunica: ¿quien lo comunicará entonces?

Si tu compañía comprende el verdadero significado de la marca, se sentirán parte y contarán con orgullo que ellos forman parte de esa historia.

8. Haz que hablen de ti

Las redes sociales son idóneas para esto. Ofrece algo por lo que puedan hablar de ti, sé creativo y muestra que es lo que tu marca más desea ofrecer.

Si lo consigues, harás que un crecimiento lento sea un crecimiento instantáneo. Ofreciendo un contenido diferente harás de tu marca una razón para que otros hablen de ti.

9. Dale importancia al engagement

¡Hazte ver en las redes sociales! Comenta, da like, comparte, reacciona… No tengas miedo, esto hará que tu cuenta sea más visible y que tu audiencia sepa más sobre ti! Habla con tu público y muestrales la importancia que tienen para ti.

Si sigues estas recomendaciones el lanzamiento de tu marca será una tarea más interesante y más enriquecedora que te hará crecer con fundamento.

Leave a Reply